EnglishFrenchGermanSpanish

        

        

Tratado de Kimberley – Diamantes procedentes de zonas libres de conflicto

Los diamantes, esas piedras preciosas que tanto nos dejan deslumbrados con su luz y belleza posterior a ser tallados por expertos, han sido durante décadas la moneda de cambio para comprar armas en conflictos armados contra gobiernos legítimos. Esos diamantes en bruto, conseguidos bajo coacción, pistola e inclusive cobrándose la vida de mineros son llamados “Diamantes de sangre” “Diamantes de la guerra” o “Diamantes ensangrentados”. Son robados en bruto y son fáciles de pasar por desapercibidos en controles y fronteras.

Esta problemática ha afectado significativamente a países africanos como, Sierra Leona, Angola, Liberia y República Democrática del Congo, donde los conflictos han dejado millones de personas fallecidas.

En consecuencia de la guerra civil de Angola, donde el conflicto fue financiado por el comercio de diamantes, los gobiernos africanos (productores de diamantes), se reunieron en Kimberley, Sudáfrica en el año 2000, para buscar soluciones a aquella problemática. 

Proceso Kimberley 

En diciembre del 2000 las Naciones Unidas elaboró una resolución para la creación de un sistema de certificación que garantizara que los diamantes no habían sido vendidos para financiar guerras civiles. En noviembre de 2002 The Kimberley Process Certification Scheme – KPCS  (se pactó entre los países productores y compradores de diamantes y compañías que se dedicaban a la producción de diamantes, destacando De Beers y World Diamond Council. Angola asumió la presidencia pro témpore en el 2014.

Para que un país pueda participar debe asegurar:

  1. Que cualquier diamante originario del país no financie un grupo rebelde u otra entidad que tenga como objetivo la destitución de un gobierno reconocido por las Naciones Unidas.
  2. Que cada diamante que se exporte venga acompañado con un certificado que garantice que cumple con el Proceso de Kimberley
  3. Que no haya diamantes importados o exportados a un país que no forme parte del plan.

Este sencillo plan de tres pasos es para asegurar una “cadena” de países que negocien exclusivamente con diamantes que no sean diamantes conflictivo

En la actualidad hay más de 70 países que han incluido en su legislación el Sistema de Certificación del Proceso Kimberley, la Comunidad Europea es uno de ellos. Cabe destacar que las medidas que se adoptaron no son inamovibles, sino que existen diferentes grupos de trabajo permanentes para dar respuesta en todo momento a los nuevos retos que puedan surgir, por ello la Industria del Diamante trabaja de manera continua con diferentes ONG, gobiernos y la ONU, ello permite avanzar en el Sistema de Garantías.

En Nübel Joyeros estamos comprometidos a vender única y exclusivamente Diamantes procedentes de zonas libres de conflictos. 

Más información: https://www.kimberleyprocess.com/

0