fbpx
OPORTUNIDAD GENERACIONAL DE UN CAMBIO CULTURAL: EL DIAMANTE COMO INVERSIÓN REFUGIO DE PATRIMONIO

    La pandemia del COVID-19 ha incrementado el desafío sin precedentes de mantener la producción e industria internacional del diamante, produciendo shocks concurrentes para la demanda como para la oferta. Lo más significativo es que el virus ha paralizado el sector minorista en los EE. UU., el mercado de joyas de diamantes más grande del mundo y el epicentro de la pandemia desde finales de marzo, debido a limitaciones en la interacción social, así como un desempleo generalizado, incertidumbre financiera y una menor confianza del consumidor. De hecho, U.S.A registró una reducción del 7,5 por ciento en el gasto del consumidor durante el mes de marzo, la mayor caída mensual registrada. Durante el mismo período, 30 millones de ciudadanos solicitaron beneficios de desempleo. Examinando el comercio minorista por categoría, un reciente análisis del New York Times de los datos recopilados por la firma de investigación de mercado Earnest Data, que rastrea las compras con tarjeta de crédito y débito de 6 millones de estadounidenses, descubrió que el gasto en joyería fue un 75 por ciento más bajo que en 2019.

    Este shock del mercado de U.S.A. redujo el flujo del mercado de diamantes mundial acompañado por la caída del mercado Indio y de los poderosos joyeros Israelí generaron una expectativa en las inversiones y generando adaptaciones del mercado de diamantes que se adecuen a la coyuntura actual como la certificación de valor seguro de la autoridad del sector Rapaport y dada la incipiente reactivación y los riesgos de rebrote de casos de Covid-19 en las economías desarrolladas y China, las opciones en inversión se diversificaban buscando escenarios de carteras que conserven posiciones más seguras, por ejemplo las inversiones por la preferencia de Renta Fija sobre Renta Variable, manteniendo el mínimo de activos de Renta Variable de acuerdo a su perfil es una de las alternativas a los inversores de bolsa, especialmente por bonos de mediano plazo (entre 4 y 5 años).

Pero el mercado busca nuevos perfiles de inversores, los cuales se adaptan en el cambio generacional que acompaña el cambio cultural del consumo y la inversión. El objetivo actual es los perfiles con mejores condiciones de ingresos en las últimas generaciones hablamos de los Milennials y la generación Z.

Gráfico 2

El gráfico 2 nos da una idea del poder económico de estas dos generaciones en las economías más grandes que dominan los mercados de diamante en el mundo. Para ellos el escenario de inversión se debe al tipo de cambio cultural de los joyeros y la interacción de estas generaciones en sus patrones de consumo. La Tabla 1 muestra los rangos de precios de diamantes de una piedra de corte ideal redondo de 1 quilate. Según los grados de color y claridad, puede ver fácilmente la gran diferencia de precios. Los cuales son un incentivo a la inversión en joyería

Por ejemplo, en una inversión para obtener mayor rendimiento de la compra se puede elegir un diamante redondo de 0.25 quilates que oscila alrededor de $ 600 y un diamante redondo de 0.5 quilates oscila alrededor de $1. 750. Pero un diamante redondo de 1 quilate su valor va a más de $ 5,000. Para obtener el mejor valor,  una recomendación sería quedarse con pesos de poco menos de la mitad o de todo el quilate (por ejemplo, elija 0.9 quilates en lugar de 1 quilate). Si una piedra G SI1 de 0.91 quilates es de $ 5,500 por quilate, el precio del diamante sería de $ 5,005 (0.91 x $ 5,500) Si una piedra de 1.2 quilates H VS2 es de $ 7,200 por quilate, el precio del diamante sería de $ 8,640 (1.2 x $ 7,200) Entonces la compra es más inteligente por el beneficio que se logra por hacer compras con estrategias. El gráfico 2 nos muestra como los valores de los diamantes se incrementan según se elija los quilates.

Gráfico 2

0